Tan cerca del deporte como nunca

Tan cerca del deporte como nunca

En la actualidad a muchos de nosotros nos ha afectado notoriamente, los cambios obligados que se han operado en nuestras vidas, hemos tenido que ajustarnos al ritmo impuesto por circunstancias de la situación actual.

Tener que cumplir una exigente rutina de trabajo, cargada de muchas actividades y responsabilidades, que en la mayoría de los casos ocupa el mayor tiempo de nuestro desempeño diario, generando cargas emocionales y estrés, esto por supuesto reduce el espacio que requerimos para realizar actividades de sano esparcimiento, que fomente la distracción y el disfrute en nuestros ratos libres y de descanso.

Hay muchas personas en nuestro entorno que son absorbidas poco a poco, hasta que se llega a los extremos de que viven solo para trabajar, en lugar de trabajar para vivir. De cierta manera muchos de nosotros hemos pasado por esta situación alguna vez. Pareciera que la vida social de las personas desaparece, prevaleciendo el trabajo y por supuesto todos los problemas personales, así como el entorno en el cual habita.

La adición al trabajo es una realidad, representa un desequilibrio, que muchos de nosotros podemos sufrir sin darnos cuenta, suponiendo que estamos accionando de la manera correcta. Cuando la vida social desaparece de nuestras vidas, aparecen síntomas de salud reflejados en problemas: psicológicos, musculares y digestivos.

Estar inmerso en nuestra rutina y obligaciones diarias, es una carga importante, no dándonos la oportunidad de disponer y disfrutar de nuestro tiempo libre, por supuesto estar en casa cumpliendo las disposiciones de permanecer en ella sin permitirnos salir, por supuesto incrementa la no posibilidad de disfrute y esparcimiento.

Evidentemente, si consideramos que es de gran importancia disfrutar de nuestro tiempo libre, cuando en nuestra rutina no disponemos del tiempo requerido para tales fines, por consiguiente, es menester utilizar efectivamente esos espacios libres, para ocupar nuestra mente.

Es importante señalar que para no tener problemas y que no nos afecte negativamente en nuestro rendimiento y accionar diario, debemos mantener el equilibrio, y planificarnos convenientemente, distribuyendo razonablemente el tiempo destinado para trabajar y el tiempo libre.

Con mucha frecuencia Se observa que muchas personas, en temporadas de vacaciones, reposos médicos u otra actividad donde no sea destinada para el trabajo, demuestran que no saben vivir sin trabajar, no disfrutan plenamente de esos momentos libres de esparcimiento y ocio, siempre están centrados es en trabajar.

Cada persona debe definir cuáles son sus requerimientos, sus necesidades, que le gustaría realizar en vías de alcanzar satisfacción y felicidad, al igual estar en capacidad de rechazar lo que realmente no lo edifica ni lo fortalece.

Es notorio observar también en estos tiempos, a grupos de personas que se están interesando en participar en diferentes disciplinas y rutinas deportivas, cuando disponen del tiempo libre para hacerlo; están haciendo uso de gimnasios, parques, espacios al aire libre y en sus casas.

De igual forma, se observa muchas gentes inclinadas a otros hobbies, como, por ejemplo: incursionar en la música, aprender otros idiomas, leer, confección, y otras actividades, donde la creatividad y el ingenio juega papel importante.Se reafirma una vez más que existe un universo amplio de oportunidades, donde todas son importantes, y su uso o aplicación será función de los requerimientos, gustos y necesidades de las personas.

No obstante, es razonable entender que cuando se dispone de tiempo libre, cierto grupo de personas no quieren emplearlos en realizar grandes esfuerzos, bien sea como actividad física o mental, como por ejemplo aprendiendo un idioma. En la mayoría de los casos, cuando no estamos ocupados, la tendencia nuestra es estar en un estado de relajamiento, asumir estar desconectado de las cargas de la vida diaria, y asumir una posición de disfrutar de lo que realmente nos gusta y nos hace feliz.

Para satisfacer los requerimientos y necesidades en materia de entretenimiento, sin necesidad de movernos de nuestros hogares, en el ámbito de Internet, hay innumerables grupos de películas, documentales, series, así como música variada de diferentes estilos, al igual centenares de libros de diferentes materias y tópicos.

Queremos también aquí centrar nuestra atención en un grupo multitudinario, consecuente, aguerrido y exigente, que se encuentran esparcido a lo largo y ancho del planeta que son los aficionados al fútbol.

El futbol es el deporte rey, vivido con mucha pasión en diferentes países. La historia de este deporte data desde 1.863, año de fundación de The Football Association, aunque en sus orígenes, al igual que los demás códigos del futbol, se remontan varios siglos en el pasado, particularmente en las islas británicas, durante la edad media.

El futbol motiva a millones de personas a apasionarse por el equipo de su preferencia, llegando estos aficionados a recorrer kilómetros para asistir a encuentros, y apoyar a su equipo. Además, una gran mayoría sigue por televisión los encuentros, esperando siempre reñidas competencias que deparan mucha emoción.

No obstante, la mayoría de las personas no tienen el privilegio de disfrutar en vivo y/o diferido los partidos de futbol, ya que por lo general la transmisión de estos se realizan a través de plataformas televisivas, bien sea por vía satélite o cable, y son servicios privados, también existen otros medios que muchas personas no tienen capacidad en accesar.

Si eres un seguidor entusiasta e incondicional, te invito a seguir la página web EliteGol, al navegar en esta página te deleitaras en materia deportiva. Que en tu rutina diaria el mejor deporte, sea parte de tu accionar.